La construcción de polideportivo tiene un avance de obra del 20%. En 15 días, comienzan obras en el salón municipal.

Por estos días, el municipio de Sinsacate está abocado a la realización de dos obras –una de las cuales ya está en marcha- a través de las cuales contará con un playón polideportivo y un salón de usos múltiples (SUM), y la remodelación del salón municipal.
Las obras tienen doble financiamiento: un 70 por ciento vía Ministerio de Trabajo de la Nación a través de la Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral (GECAL), y el 30 por ciento restante lo aporta el municipio. El municipio ya tiene depositados en su cuenta 170 mil pesos, que corresponderían al 70 por ciento del total que aporta el gobierno nacional.
Respecto del nuevo polideportivo, el avance de obras es de un 20 por ciento e incluye los siguientes trabajos: el playón multidisciplinario tendrá una superficie aproximada de 19 por 32 metros e incluirá espacios para la práctica de básquetbol, voley, y fútbol cinco. Para el playón se utilizará cemento alisado. En tanto, el SUM se construirá con construcción tradicional, esto es, ladrillos comunes con revoque fino y grueso y techo de chapa al que el municipio le colocará un sistema de aislación térmica. Contará con un espacio central, tres baños (uno para discapacitados) y vestuarios, con una superficie de unos 70 metros cubiertos.
Respecto de la remodelación del salón municipal, la obra en sí comenzaría dentro de unos 15 días e incluye en la primera etapa la colocación de un cielorraso con placas de yeso e iluminación embutida en ese cielorraso, el reemplazo del piso –no se sabe aún si se colocarán pisos de granito o de cemento alisado-, y la modificación de los sanitarios para que tenga en cuenta a las personas con discapacidades o dificultades motrices.
El cielorraso se realizará con la empresa Blotting que tiene sus oficinas en Jesús María en diagonal a la Parroquia de Jesús María. Se utilizará ese material para mejorar la acústica general con el que cuenta hoy dicho espacio.
En las obras, trabajan 12 personas que están desocupadas o que forman parte del plan Jefes y Jefas de Hogar, porque ésa era la condición que ponía el gobierno nacional para financiar las obras. El plazo de obra previsto fluctúa entre los 90 y los 120 días.

Anuncios