“Los esquemas actuales de lucha contra las drogas no van más”


Sebastián García Díaz, secretario de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico visitó a un grupo ecuménico local que viene trabajando sobre prevención.

¿Con qué presupuesto va a trabajar durante 2010 para prevenir las adicciones?

– Este año hemos trabajado fuera de presupuesto, robándole un poco a cada uno de los Ministerios. Aunque el gobernador no me ha bajado nada, sí estoy elaborando mi presupuesto y metiendo toda la carne en el asador para que tengamos dinero para campañas masivas, y extender programas como el “Quiero ser” a toda la provincia. No hablamos de menos de 15 millones de pesos como mínimo para empezar a trabajar. Este año trabajamos con unos tres millones de pesos, o sea que todavía estamos calentando motores. La idea es que el año que viene sea el año en que la Secretaría pueda producir un impacto de alta escala.

Jesús María se ofreció para que se instale aquí un centro de rehabilitación para adictos. ¿En qué quedó eso?

-La idea nuestra es hacer mucha fuerza para que no se sigan creando centros de tratamiento cerrados sino que el mismo sistema de salud, tanto municipal como provincial, sepa tratar al adicto en sus diferentes facetas de evolución. Si es un experimentador o un abusador de consumo que entra en el terreno de la adicción, perfectamente un psicólogo o un médico de un dispensario pueden empezar a hacer alguna tarea de contención. Por supuesto que hay que capacitar a ese recurso humano. Pero es más fácil capacitarlo que seguir multiplicando centros a lo largo de la provincia.
Muchos intendentes han abordado el problema abriendo un centro pero los estudios indican que entre ocho y doce centros de tratamiento en toda la provincia estaríamos súper cubiertos.

¿Qué pasa con los adictos que no cuentan con recursos para asistir a centros de rehabilitación que están lejos?

– Tenemos un limitado, por ahora, sistema de becas que utilizamos en forma muy condicionada, pero insisto en que dentro del ámbito de la asistencia está el hogar de día de cuatro horas, el hogar de día de ocho horas, y algún tratamiento con internación. La gente en general cree que un adicto sólo se puede tratar con una internación. Pero en los hogares de día no necesariamente se tiene que hacer en un centro integral de asistencia a los adictos. Si somos capaces de organizar la comunidad, en una parroquia, en una ONG, puede empezar a contener a adictos –por supuesto con asistencia de un profesional-. Es la visión que estamos alentando desde la Secretaría porque sino no va haber recurso que alcance. En general, la sociedad tiene una tendencia a decir: “che, decime dónde me lo puedo sacar de encima, dónde lo derivo”. Eso ya no va más y menos si lo comparamos con la droga legal más peligrosa que es el alcohol. Si por cada caso de un chico que tiene algún compromiso con el alcohol, tuviéramos que sacarlo y llevarlo a algún lugar, tendríamos la mitad de la sociedad metida dentro de un centro de asistencia. Estamos tratando de cambiar el paradigma sobre el tratamiento de los adictos.

Cuando recién asumiste dijiste que soñabas con ver extirpada la droga de un barrio de la ciudad de Córdoba y a nosotros nos parecía que el interior se quedaba afuera

– Yo conocía muy bien la realidad de la ciudad de Córdoba donde había visto barrios enteros como Villa Páez o Colonia Lola asediados por redes de narcotráfico. Pero ahora que he logrado tener una perspectiva provincial, que la voy construyendo, veo que no se da el caso de ciudades tomadas por el narcotráfico pero sí probablemente barrios tomados. Sigo sosteniendo que los esquemas actuales de lucha contra el narcotráfico no van y sostengo que en esos barrios habría que hacer acciones de alto impacto vinculando varias fuerzas de seguridad y producir allanamientos masivos para ordenarlo. Para que la mayoría de la gente no se sienta maniatada por la red de narcotráfico que la azota.

Lo otro que dijiste es que si legalizaban el consumo de sustancias, te ibas. ¿Es así?

– Si me dan la orden de hacer cumplir una ley que despenaliza el consumo, ése día presento la renuncia porque vamos a estar escupiendo al cielo.

¿Tenés alguna noticia de que alguien esté trabajando en ese sentido, promoviendo una nueva ley?

– Los diputados y senadores de Córdoba tienen una posición monolítica de estar en contra de la despenalización. En general, me comentan que en el Congreso va a ser muy difícil sacar una ley tal cual lo solita la Corte Suprema. Todos estamos de acuerdo en que hay que sacar al adicto de la faz penal pero no llevarlo a la despenalización sino de llevarlo como es en Chile a una faz correccional. Que el Estado no pierda la capacidad de decirle a ese adicto que se tiene que tratar.
La despenalización es un paso irresponsable desde mi punto de vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s