Jesús María quiere contar con un nuevo basural antes de fin de año


El municipio concentrará sus esfuerzos en lo que resta del semestre para tener un nuevo predio. Podrían expropiar.

Las promesas de financiación para una planta que permita el correcto tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos, tanto del gobierno provincial como nacional, siguen atrasados y el predio con el que cuenta Jesús María está desde hace tiempo al borde del colapso.
El municipio ha dado muestras de que en un predio inadecuado está haciendo lo mejor que se puede pero la pregunta es hasta dónde más se puede estirar la situación. ¿Qué piensa hacer el municipio con ese tema?
Durante lo que resta del segundo semestre del año, la administración que encabeza Marcelino Gatica se abocará a la resolución de ese tema y, por ese motivo, el intendente viajó en varias oportunidades a Buenos Aires y se reunió con otros jefes comunales que sufren situación similar.
El Departamento Ejecutivo tiene en estudio dos alternativas: proceder a una expropiación o comprar un predio. Estas posibilidades son las que se manejan en función de que no llegan los fondos ni se avizora que lleguen desde la Nación o la Provincia para la construcción de un vertedero regional.
Ante ese panorama, el municipio decidió “rascarse para dentro” y pensar que el problema de Jesús María se lo tiene que resolver Jesús María. El plazo que se fijó el Ejecutivo para contar con un vertedero controlado es a fines de este año. Para ese vertedero se tendrá en cuenta la cobertura con membrana, tratamiento de líquidos lixiviados, y un adecuado programa de reciclado. Claro que se trata de una inversión de 1,5 millón de pesos sin contar en ese monto la compra de un predio que en la zona tiene un valor similar al que precisa la infraestructura.
Como ese financiamiento supone una restricción presupuestaria importante, en relación a la prestación de otros servicios, se está presionando en forma conjunta con municipios vecinos para que el gobierno central haga el aporte que tiene que hacer.
Ya se han enviado no menos de cinco notas a la Nación y en cada una de esas notas se fueron enviando todos los proyectos que hubo –conjunto, individual, departamental, regional- pero de ninguno de ellos hubo devolución. La última nota que se recibió fue de parte de Ambiente de Córdoba en el que se les señaló que, en el orden de prioridades, Jesús María estaba en cuarto lugar.
La mayor dificultad que tiene el municipio para adquirir un terreno es, por una parte, la especulación inmobiliaria que existe y, por otro lado, la resistencia de los eventuales vecinos que oponen reparos a la instalación de un basural, al margen de que los convenzan de que van a minimizar los efectos del procesamiento de la basura, especialmente en el tema olores. Lo que está claro es que el basural tendrá que estar lejos del ejido urbano, a no menos de 10 kilómetros, para que dure no menos de 30 años y en este último ítem la colaboración de los vecinos con el reciclado será crucial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s