Durante la presentación de la lista de candidatos de Confluencia radical, se acusó a la lista rival de operar para el juecismo.

Las declaraciones de los que aspiran a conducir el Comité de Circuito de Jesús María por los próximos dos años clausuraron, prácticamente, la posibilidad de que se confeccione una lista de unidad y se eviten las elecciones internas del domingo 6 de septiembre.
Y eso quedó claro el lunes por la noche cuando, en el club Alianza, se realizó la presentación de los candidatos del núcleo denominado Confluencia Radical y que lleva por candidato a la presidencia al empresario Carlos Roldán.
En una pequeña rueda de prensa, Roldán aseguró que no se descartaba la posibilidad de un acuerdo, pero sus posteriores declaraciones mostraron la enorme diferencia conceptual que hay entre ambos frentes.
Lo primero que quedó claro es que en un eventual acuerdo, la relación de fuerzas debiera ser mayor para su lista, cuestión que difícilmente aprueben sus contrincantes.
“El seis de septiembre vamos a dirimir con una lista de la que no debemos olvidar que en su mayoría estuvo trabajando con el juecismo. Y están actualmente trabajando en un municipio juecista”, afirmó Roldán a poco de comenzar la rueda de prensa.
“Llama la atención -añadió Roldán- que estando en el juecismo y, habiendo trabajado en las últimas elecciones en el juecismo, pretendan manejar el radicalismo y nosotros ignoramos con qué intención política. Vemos difícil una negociación, no imposible, pero sí difícil”.
El candidato a la presidencia del Comité tuvo un párrafo para con el intendente Marcelino Gatica en cuanto este último sigue diciendo que es un radical de la primera hora.
“Creo que debe haber en política, y en toda actividad del ser humano, cierta coherencia con los actos. No puedo decir una cosa y elaborar otra cosa”, opinó.
Roldán aseguró que ya viene haciendo su aporte al radicalismo desde que comenzó la intervención del Comité hace dos años y medio.
“Esta comisión interventora ha demostrado que le hemos dado vida de vuelta al radicalismo. Sin esa intervención el radicalismo no sería lo que está siendo hoy en Jesús María”, añadió.
Paralelamente, Roldán desmintió que tenga alguna aspiración como candidato a intendente por el radicalismo. Además de señalar que es muy prematuro para hablar de eso y que lo único que pretenden es prepararse para 2011 para competir con posibilidades de triunfo, con gente honesta y preparada. “Que no es necesariamente la que está hoy”, completó.
Respecto de la interna propiamente dicha, quien encabeza la lista de Confluencia aseguró que no va a haber ningún tipo de agravio, aunque reconoció que van a tratar de hacer notar las diferencias con ellos, esto es, señalando sus vínculos con el juecismo.
A la pregunta sobre si se van a quedar dentro del Comité si pierden las elecciones, Roldán indicó: “Seguramente. Vamos a seguir en el partido. La mayoría de nosotros ha demostrado que somos radicales de toda una vida, pero habrá que ver cuál es la intención de ellos después de haber trabajado para el juecismo. Es decir, si van a seguir siendo radicales o será pensando en una alianza con el juecismo, eso no lo sabemos”.
La cuestión de la organicidad con el Comité Provincia puede considerarse uno de los puntos flacos de la línea argumental de Confluencia. ¿Por qué? Porque si en 2011, el máximo órgano provincial decide ir en Alianza con Juez -a quien fustigan duramente hoy- esa organicidad los obligaría a aceptar un acuerdo electoral que hoy rechazan como si fuese la mayor peste.
“Que quede bien clarito esto: nosotros vamos a seguir siendo radicales y haciendo lo que el Comité Provincia resuelva”, aclaró Roldán tras prometer que iban a hacer una presentación al partido por haberlos “obligado a competir contra el juecismo en una interna”.

Anuncios