Esta semana en la Dirección de Vialidad Provincial se abrieron los sobres de la licitación para la pavimentación de las calles Marcos Perdía (172) y 132.

La pavimentación de la calle Marcos Perdía (172) y de la calle 132 de Colonia Caroya, un estratégico tramo de 2300 metros tenía un presupuesto oficial de 4,83 millones de pesos. Y para esas obras se presentaron cinco propuestas económicas.
Romero Camissa S.R.L cotizó los trabajos en 6,16 millones de pesos; ARC S.R.L y Pablo Federico (Consorcio de Cooperación), 6,11 millones; Theba S.R.L, 6,06 millones; Ing David Sestopal, 6,27 millones; y la UTE conformada por Martínez-Lumello y Corbe S.R.L, 5,98 millones de pesos.
Esta última UTE es la que ganó la licitación de las obras de puesta en valor del Camino Real junto a la empresa del ingeniero David Sestopal. Aunque falta la formalidad de la firma del convenio y adjudicación de la obra, se estima que es la que va a realizar la obra.
De hecho, son los que están trabajando actualmente en el tramo del Camino Real que afecta a Sinsacate.
Estuvieron presentes durante el acto de apertura de sobres el intendente Rodolfo Visintín yel secretario de Obras Públicas, Horacio Copetti, y también el vocal del directorio de Vialidad Provincial, Pedro Schiavoni. Terminado el acto, compartieron una tradicional picada de fiambres de la Colonia.

Promesa cumplida

El 9 de enero de este año, en ocasión de la entrega de las 20 casas del Plan Federal I, el gobernador Juan Schiaretti formulaba dos de los anuncios más importantes en materia de inversión pública para Caroya: la pavimentación de la calle Pedro Patat sur y de la calle 172.
Para la ciudad representan una inversión de 15,5 millones de pesos y la descompresión de la ruta 9 y de la avenida San Martín, al habilitarse estas dos vías secundarias de circulación.
La promesa original era pavimentar solamente la calle 172, aunque luego se hizo ver a las autoridades provinciales la importancia estratégica de vincular la avenida 28 de julio con la ruta 9, a la altura de los semáforos de Arcor.
Con estos 2300 metros pavimentados, se facilita el acceso de operarios y proveedores a las industrias José Guma S.A y JBS Friboi y a los visitantes y expositores de la exposición rural de Jesús María cuyo predio está en barrio Malabrigo de Colonia Caroya.
Pero, además, se mejora la accesibilidad a la escuela, al centro de salud municipal, y a los barrios Malabrigo y Juan Pablo II, sin contar el ahorro que significa eliminar horas máquina y regado de esa transitada arteria.
Paralelamente, les permite a los vecinos de Jesús María que viven en el oeste de la ciudad esquivar el tránsito sobre un tramo de la ruta 9, utilizando el atajo que los deja sobre la avenida 28 de Julio.
Aunque hubo intención por parte del gobierno de que la obra pudiera materializarse antes de la exposición 62 de la Sociedad Rural de Jesús María, el trámite burocrático impidió que la obra se pueda licitar dentro de los plazos que necesita una obra tan importante para su ejecución.