Sinsacate fue el primer municipio que se benefició con los trabajos para poner en valor el Camino Real. Allí, se están construyendo alcantarillas y se está empedrando el tramo del camino que pasa frente a la Posta.

Dentro del marco de la revalorización del Camino Real, no había un proyecto específico para nuestra zona, pero sí varias obras que venía gestionando el municipio de Sinsacate.
La empresa a la que se le adjudicaron los 160 kilómetros de puesta en valor del Camino Real, la UTE conformada por Ing. David Sestopal, Martínez-Lumello, y Corbe se presentó ante las autoridades municipales y acordaron la realización de una serie de obras.
Vialidad Provincial ya tenía suficientes datos sobre la situación de Sinsacate ya que le habían acercado varios proyectos en función de que son los que realizan la manutención del camino en forma permanente.
El municipio consiguió que se hiciera el empedrado a lo largo de todo el frente de la Posta de Sinsacate, obra que también incluye un mejoramiento de la zona de estacionamiento del histórico lugar, donde se está emparejando y rellenando el lugar. Y 500 metros más adelante de la Posta hacia el norte se construirá un badén tipo empedrado porque por allí pasa un curso importante de agua.
En los tramos bajos del camino se está procediendo a levantarlo, en algunos casos más de 40 centímetros. Y se van a construir tres alcantarillas en lugares estratégicos, cada una de los cuales llevará seis tubos de casi un metro de diámetro que pemitirán que no se corte más el camino en época de lluvias. Por esas obras, se viene peleando desde hace casi una década.
“Obviamente que uno quisiera otras cosas más pero son 12 millones de pesos y con ese dinero tienen que llegar hasta San Francisco del Chañar. Me parece que tendrían que haberse enfocado en los tramos urbanos del Camino Real y haberlos intervenido con idéntico criterio a lo largo de todo el recorrido”, señaló sobre las obras el intendente Carlos Ciprián.
“Lo que le pedimos a la empresa -añadió el intendente- es que saquen del camino tres cosas: el agua, la velocidad, y la gente. Particularmente, pedimos que haya un lugar para que la gente circule en una zona peatonal y no por el Camino. Eso nos confirmaron que se va a hacer”.
La Municipalidad no pudo dimensionar el monto de lo que se invertirá en Sinsacate porque se trata de un proyecto abierto que depende en parte de lo que vayan pidiendo las autoridades cuyo ejido está sobre el Camino.
Ciprián señaló que dos cuestiones quedan pendientes para la localidad dentro de este marco de revalorización. La primera es la concreción del proyecto de creación del Museo Sensitivo Posta de Sinsacate para lo cual recibieron el visto bueno del arquitecto Jorge Allievi que está en la Secretaría de Cultura. La segunda cuestión es cómo revalorizar el cementerio viejo que debieran intervenir porque está sobre la traza del Camino Real.