Queja barrial por el costo de la obra de cloacas


Así se lo plantearon los vecinos del barrio Camino Real a los concejales.

Vecinos del centro vecinal Camino Real solicitaron explicaciones al Concejo Deliberante de Jesús María y elevaron una queja porque el precio que pagarán por la obra de cloacas para el barrio resulta el doble de lo que les anunciaron oportunamente, en 2005.
En aquel entonces, la Municipalidad formuló un anteproyecto que presentó a los vecinos y en el que se estimaba anunciaba que la obra costaría cerca de 150 mil pesos.
Pero la obra no se inició en 2005 ya que hubo una demora importante hasta que se pudo concretar. El resultado: finalizada la obra cuesta más del doble de lo que se anunció, esto es, 333 mil pesos.
Como la característica que predomina en el sector es que pocos residentes tienen superficies importantes de terreno, se decidió que cada frentista abonaría por unidad de fraccionamiento -fijada en mil metros cuadrados- en lugar de la tradicional medición por metros lineales de frente.
Uno de los frentistas más importantes del barrio, Juan Fernando Zerboni, para que pudieran comenzar la obra entregó al municipio en su momento 50 mil pesos y por ese motivo el frente de su inmueble fue descontado del total que se divide en el vecindario. En idéntica situación está el predio donde vive Ramona Cipriana Crinejo “Doña Pipa” que le cedió la posesión al municipio.
Descontadas esas dos inmensas superficies y contabilizando gastos que no estuvieron previstos en el anteproyecto original, resulta que para muchos vecinos el costo de la obra se fue por las nubes.
Vecinos que tienen 1,5 hectárea deberán pagar como contribución por mejoras 19 mil pesos, mientras que cinco mil metros cuadrados rondan los seis mil pesos.
El secretario de Desarrollo Urbano, José María Brusasca, se encargó de explicar a los vecinos por qué la obra resultó más onerosa.
El primer ítem que justifica parte del aumento es la contratación de Minera San Pedro para dinamitar parte del tendido, donde lo pedregoso del suelo hacía imposible el cavado manual. Sólo en ese ítem, el municipio desmbolsó 120 mil pesos que no estaban previstos.
El otro componente justificativo es la propia inflación, según Brusasca, que duplicó el costo de los caño de cloacas de 105 a 210 pesos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s