El balance para el primer trimestre del año fue positivo en relación a lo que habían previsto cuando se hizo el presupuesto para 2009. Los vecinos siguen cumpliendo.

Después del conflicto entre el gobierno nacional y el campo, las autoridades municipales de Jesús María previeron un 2009 bastante complejo en materia económica. Por suerte, los augurios no se cumplieron y las finanzas siguen manteniendo el orden que llevan desde hace ocho años.
Así al menos lo demuestran las cifras que corresponden a la primera mitad del año. Vale decir que Jesús María sostiene su plan de obras públicas y de servicios con recursos propios que representan un 70 por ciento del total de los recursos que recibe.
La recaudación hasta mayo de este año en recursos propios fue un 18 por ciento superior a la del año anterior (5,96 millones en 2008 contra 7,01 millones este año). La coparticipación también fue mayor a la de 2008, cerca de un 6 por ciento más (3,34 millones en 2008 y 3,57 millones en 2009). Otro dato significativo es que el municipio no tuvo necesidad de solicitar adelanto de coparticipación para cumplir con sus compromisos. De hecho, el 19 de junio -una semana antes de la fecha habitual- se liquidó el medio aguinaldo al total de la planta de personal.
Durante 2009, sólo recibieron 84 mil pesos del fondo solidario de la soja. No recibió el municipio ningún otro recurso de otras jurisdicciones. La última ayuda fue hacia fines de 2008, cuando recibió un aporte del gobierno nacional de dos millones de pesos sin afectación específica.
Otra de las razones para la salud de las finanzas de la Municipalidad está vinculada a que nunca el gasto en personal superó el 50 por ciento del presupuesto ejecutado.
Durante 2008, otorgaron en forma escalonada un 18 por ciento de incremento salarial y, en lo que va de 2009, otorgaron un ocho por ciento de incremento, pero tienen pendiente la negociación de otro aumento para el segundo semestre aunque todavía no se acordó el cuánto.
La planta de personal cuenta con 106 permanentes, 278 contratados, y 98 locaciones de servicios. Casi la mitad de ese total, se desempeña en obras públicas y recibe de bolsillo un promedio de 1.400 pesos.