Ducj insieme viene preparando la fogata más grande de la Provincia para celebrar a los Santos Pedro y Pablo, este lunes 29. De todos los festejos que organizan los jóvenes, es el único que promueve la reunión de la familia y que tiene origen religioso.

Todos juntos (o Ducj Insieme, en friulano) tienen todo listo para que este lunes 29 se vuelvan a reecontrar las familias de esta región para compartir la fogata de San Pedro y San Pablo, una fecha donde la reflexión y los juegos se mezclan sin problemas.
No cuesta mucho imaginarse cómo será una fogata que tiene unos 15 metros de diametro por cinco metros de alto y en el que se utilzaron entre ocho y diez camionadas de leña: gigante, la más importante en Córdoba y una de las más grandes del país.
Este año, la intención es que no sólo congregue a las familias y a visitantes de otras latitudes sino que también sirva para ayudar a los demás. En este caso, la invitación es que cada asistente pueda aportar un útil escolar para los alumnos de las escuelas primarias de Santa Teresa, Los Quebrachos, y Núñez del Prado.
Ducj Insieme tomó la posta que le dejó el Proyecto 125, organizador del primer “Midili” en 2003. Sus primeros integrantes la repitieron en 2004 y la vienen organizando desde ese entonces y cada vez más gente participa.
Creció tanto que entre 2007 y 2008 la cantidad de gente se duplicó, alcanzando el año pasado los 1500 asistentes. El objetivo es retomar la tradición que existía en el seno de cada familia cuando esperaban la celebración de los santos con una gran fogata. Ahora, el objetivo es que toda la comunidad participe del encuentro.
En relación a los otros dos eventos que realiza Ducj Insieme a lo largo del año, el “Midili” tiene como característica que no se corre nunca de fecha y es el único en que no se paga nada de nada.
Así, el público puede comer pururú, galletas de novia, o batatitas al rescoldo y tomarse un chocolate, o vino caliente, o un Tía María casero sin desembolsar ni un peso.
Este año, se incorporó la iniciativa de sortear entre los asistentes botellitas de grappa, salemes, vinos, y conservas.

El programa
El padre Ernesto Carrazana, párroco de Colonia Caroya, será el encargado de oficiar las palabras alusivas a los Santos en cuya memoria se celebra la fecha.
Un rato antes de las 21, se encenderá la fogata y allí habrá una intervención del Teatro Fra Noi que durará entre diez y quince minutos y que tendrá un contenido más visual que dialógico.
Después, se irán alternando músicos y juegos para niños como la carrera de embolsados y la carrera en la que se lleva un huevo en una cuchara sopera evitando que se caiga.
Las medidas de seguridad están supervisadas y aprobadas por la Agencia Córdoba Ambiente y el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Jesús María, entidades que este año se sumaron a la organización.
También comprometió su participación el cuerpo de inspectores municipales, cuya titular, Adela Tiraboschi, mantuvo una reunión para pulir detalles sobre el estacionamiento y la circulación en el predio que está frente al cementerio municipal, sobre calle Vicente Agüero Norte, tres lotes al norte de Avenida San Martín. y que es el lugar donde se realiza la fogata.
La animación estará a cargo de Gli Amici di Caroya, del grupo de danza italiana Alegrie, y del grupo folklórico Cielo Tierra.
Esta oportunidad de encuentro supone “quemar” en la fogata lo viejo, depositando la fe en el poder purificador del fuego y en el encuentro con la comunidad.