Negación de la realidad y principio de la no ­contradicción


Por: Diego Almada (Médico Pediatra, Director de Calidad de Vida de Jesús María)

Para racionalizar, nada mejor que la lógica aristotélica.
Siguiendo sus pasos, me permito invitarlos a reflexionar sobre “Bailando Kids y otras yerbas”
Me pregunto qué valores culturales influencian la degradación de nuestro comportamiento social, avalado por más de 30 puntos de rating.
¿Es que está todo permitido?
Me refiero al asalto a la inocencia y la explotación de la vulnerabilidad inmaculada de la niñez.
¿Existe el límite? No el de connotación represiva y retrógrada, sino el esencial, reflexivo y mesurado, aquel que conduce, el que está lejos del abismo.
Volvamos al maestro que sentenció: “Las virtudes se adquieren mediante la instrucción”.
¿Qué virtudes pretendemos de nuestros niños de hoy?
¿Qué “instrucción y qué virtudes” tienen los jueces del mencionado programa de televisión?
¿Sobre qué virtudes paradigmáticas, instruimos a los niños?
Respuesta: Sobre perreo y banalización del amor
¿Qué o quiénes somos los adultos que aplaudimos y consumimos absortos este “producto” tan “cool”?.
Siguiendo con el maestro que alguna vez pensó que “Las virtudes nos son innatas y cuando se aprenden, expresan la excelencia del hombre y su consecución produce felicidad”.
Entonces ¿qué comportamiento social tendrán mañana, los virtuosos niños de hoy? y ¿qué examen social les exigiremos que rindan en el futuro?
Mientras tanto, los adultos ¿somos simples consumidores posmodernos sobrepasados por la vorágine cotidiana, que arrebujados en el futón, nos evadimos con fantasías lumínicas y sonoras que saturan las conexiones límbicas precorticales, de un circuito egoísta y vicioso que no participa a la razón? o ¿estamos ante las puertas de una patológica perversión?
Por ello: “Nada puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido” (Principio de no contradicción).
Una esperanza: Julieta de 9 años no ve Bailando Kids, pero escribe entre otras cosas:
“Se imaginan que sin aire ni oxígeno no podes vivir, tampoco si te falta felicidad, el agua, el fuego, la alegría, los sentimientos y la amistad. No hay que dejar que nos gane la ansiedad, el dolor, la angustia y la tristeza, porque si no te derrotan y no podes hacer nada más”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s