150 años de historia en Córdoba


El Colegio Nuestra Señora del Huerto viene celebrando los 150 años de la llegada de las primeras hermanas misioneras a Córdoba. Parte I.

La Congregación de las Hermanas Hijas de María Santísima del Huerto fue fundada el 12 de enero de 1829 por San Antonio María Gianelli en la ciudad de Chiavari (Italia).
En aquel entonces, Gianelli era sacerdote y párroco de esa ciudad y recibió de Dios el Carisma de fundar un grupo de hermanas que se dediquen a la educación de niñas huérfanas y a la atención de enfermos en el hospital cercano. Animado por la gran confianza en Dios un día les dijo a las hermanas: “Ustedes cruzarán los mares…”.
Casi treinta años después, la promesa se cumplió. El 18 de Noviembre de 1856, el barco en que viajaban las hermanas llegó a Montevideo (Uruguay). Estas mujeres llegaron a tierra americana impulsadas por una profunda fe religiosa y gran energía que les daba el carisma gianellino: Caridad Evangélica Vigilante.
Ellas fueron recibidas con gozo y se hicieron cargo de un Hospital que tenía alrededor de trescientos enfermos. Desa-fiaron el tener que aprender a hablar español y adaptarse al clima, a la cultura americana y argentina y a las costumbres. Supieron inculturarse…
Esta noticia pronto llegó a Argentina y, tanto la autoridad civil como eclesiástica, solicitaron la presencia de ellas. Así fue que el 7 de marzo de 1859 llegaron a la ciudad de Córdoba.
Hoy, a 150 años de siembra, de presencia, de labor educativa y asistencial es momento de recordar y agradecer. Primero, recordar las primeras hermanas. Ellas vivieron de la Divina Providencia, confiaron en la asistencia de Dios y en la ayuda de muchos laicos y sacerdotes. La gran confianza en Dios fue el móvil de la vida de estas primeras hermanas. También de los colaboradores y de las personas cercanas a ellas.
“Hoy como ayer… estamos llamados a servir…” Estas palabras que resuenan en nuestro corazón, animan nuestra tarea de todos los días. Podemos sentirnos capaces de ser un tronco firme, o una raíz oculta. Podemos ser una rama frágil, o una flor joven. O quizás un fruto victorioso. Podemos ser algo. Ser una parte de esta historia que comenzó hace 150 años y hoy nos toca a nosotros seguir escribiendo.
Con acción de gracias en el corazón, recordamos a todas las personas son parte de esta historia: alumnas, alumnos, padres, madres, hermanas, docentes, maestras, porteras, ex alumnas, ex alumnos, preceptores/as, personal de servicios generales, personal de secretaría, sacerdotes, amigos/as, colaboradores…
Pero, sobre todo, un gracias enorme la Virgen del Huerto. Porque esas primeras hermanas no estaban sólas. Estaban acompañadas por una Madre que se llama Nuestra Señora del Huerto.

Hna Graciela Isidori
DNI 14.287.377

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s