Las multas para mascotas sueltas costarán entre 150 y 300 pesos


Fue actualizada la normativa que regula la tenencia de mascotas en el hogar. Prevé multas de consideración ante el incumplimiento de las exigencias previstas.

El Concejo Deliberante de Jesús María sancionó una ordenanza que viene a actualizar la legislación vigente sobre tenencia responsable de mascotas. Se tuvieron en cuenta, para su redacción, algunos de los aspectos que habían sido sugerido por los vecinos y se tomó en cuenta la opinión de algunos profesionales.
Se incorporaron muchos aspectos que no habían sido tenido en cuenta en la anterior regulación, y se incrementó el monto de las multas para los infractores con cifras que van desde los 150 a los 300 pesos, aproximadamente.
La nueva ordenanza incluyó, como aspecto innovador, la obligación para la Municipalidad de realizar campañas de vacunación antirrábica gratuitas periódicamente, pero también obliga a los propietarios de mascotas a vacunarlas contra enfermedades trasmisibles al ser humano. Y a los veterinarios les impone la obligación de denunciar al municipio casos de animales que hayan mordido a transeúntes.
Se estableció, asimismo, un impedimento para que los animales estén sueltos en la vía pública, y se prohibió su traslado en vehículos destinados al transporte de alimentos o en camionetas sin los elementos de sujeción y contención adecuados.
Durante el día, se permitió la tenencia de perros sueltos en el interior de hoteles, fábricas, talleres, establecimientos educacionales, centros asistenciales, y en cualquier establecimiento industrial o comercial. También podrán tenerse sueltos en horarios nocturnos, siempre y cuando soliciten el permiso correspondiente al municipio.
Otro aspecto nuevo que se anexó fue la clasificación de los perros potencialmente peligrosos: Bullmastiff, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasilero, Mastín Napolitano, Pit Bull, Dálmata, Presa Canario, Rottweiler, Staffordshire y Tosa Japonés o a sus cruzas.
Sin embargo, no surge de la normativa recientemente sancionada la obligación para el municipio de contar con una “perrera” municipal ni con personal especializado y permanente para controlar que lo normado se cumpla en las calles.
La dificultad mayor será controlar que los perros no estén sueltos en la vía pública, principalmente en barrios donde se hizo de dicha presencia una costumbre cotidiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s