Desde el 12 de mayo, está funcionando la Federación Vecinalista del Norte de Córdoba que nuclea a centros vecinales de esta región y que se planteó un sin fin de objetivos para la solución de problemas afines a todos ellos.

Una reunión en la sede del centro vecinal de barrio La Florida, en agosto de 2008, donde se intercambiaron ideas acerca de problemas comunes a todos los barrios de Jesús María, fue el puntapié que derivó, el 12 de mayo de este año, en la conformación de una Federación de Centros Vecinales donde también participan vecinos de Caroya y de Sinsacate.
La lamparita de la Federación se prendió cuando barrio Santa Elena convocó a otros centros vecinales en busca de soluciones para la problemática de las fumigaciones en los campos colindantes y sus derivaciones en la salud de algunos vecinos.
Luego, en las instalaciones del centro vecinal de Barrio Norte, se realizó una segunda con una concurrencia mayor y se reiteraron estos encuentros con una frecuencia de una vez mensual.
Inseguridad, animales sueltos en la vía pública, basura, drogadicción, y Código de edificación, entre otros, fueron los tópicos recurrentes entre los vecinos.

Capacitación y encuentro
En la última reunión del año pasado, la comisión provisoria informó sobre el contacto realizado con la Confederación Vecinalista de la República Argentina (COVERA), para organizar durante 2009 un curso para dirigentes vecinales, instancia que se concretó el 24 y 25 de abril en el salón de la Cooperativa de Servicios Públicos.
De inmediato, surgió otra instancia: El 14º Congreso Nacional de COVERA, en Río IV, entre el 8 y 10 de mayo, donde los dirigentes locales pudieron contar sus experiencias y donde se les hizo notar la importancia de federarse para tener mayor fuerza, presencia. En dicho encuentro, se hizo hincapié en la necesidad de tramitar y obtener la personería jurídica para continuar, de manera legal y con mayor poder, las futuras gestiones de cada centro vecinal.

Vecinos se organizan
El corolario se dio el martes 12 de mayo de 2009, en Barrio Norte de Jesús María, con la asistencia de más de 40 vecinos, representando a los centros vecinales locales, de Colonia Caroya, y Sinsacate, donde quedó conformada la Federación Vecinalista del Norte de Córdoba.
Esa noche, se decidió conformar la Federación en Secretarias, como una manera de dar participación a sus miembros: Coordinación, Prensa, Legal y técnica, Seguridad, Cultura y educación, y Ambiente.
Una de las primeras actuaciones de la flamante organización fue pronunciarse en respaldo del comisario Walter Barreiro, sancionado por sus superiores tras formular declaraciones vinculadas a la lucha contra el narcotráfico y reconocer la escasez de medios con que cuenta la Policía.