Se trata de un programa que quiere implementar la Oficina de Empleo de la Municipalidad de Jesús María para alumnos de sexto año con jornadas mensuales de dos horas cátedra.

La Oficina de Empleo municipal de Jesús María lanzó esta semana el Programa de Acompañamiento al adolescente “Brújula Laboral”.
Lo que se pretende generar es un espacio de orientación ocupacional destinado a los alumnos de sexto año de las escuelas públicas de nivel medio.
El objetivo es explorar con los jóvenes sus capacidades de autogestión, el encuentro de su vocación y una conveniente inserción al mundo de la educación superior y laboral.
El propósito del programa implica no sólo una indagación de las particularidades interiores de cada uno de los beneficiarios sino que pretende también brindar herramientas para una eficaz lectura del contexto en el cual se encuentran viviendo los adolescentes, como también desarrollar instrumentos ágiles y prácticos para intervenir en él.
El abordaje del programa se desarrollará de manera coordinada con docentes y psicólogos de cada institución, desde mayo hasta diciembre, con un encuentro mensual de dos horas cátedras con cada uno de los sextos años de cada centro educativo.
Durante los encuentros, están programadas una serie de actividades vinculadas a la necesidades reales de los jóvenes, sus proyectos de vida, sus capacidades creadoras y potencialidades, la participación, el análisis de propuestas de continuidad de estudio o trabajo y la importancia de la capacitación permanente, entre otras.
Los encuentros con adolescentes comenzaron esta semana en el IPEM 272, mientras que la semana próxima el turno será para el IPEM 294 y el IPEM 69.

Datos para tener en cuenta
Si se toman en cuenta los datos censales de 2001 y la Encuesta permanente de Hogares (INDEC), se visualiza que existe para el total de nuestro país un 15 por ciento de jóvenes -de entre 15 y 29 años- que no estudia, ni trabaja, ni es ama de casa, mientras que sólo el 46 por ciento de ellos termina los estudios secundarios.
A su vez, para el tramo de 18 a 25 años, se muestra el mayor índice de exclusión, el 68,89 por ciento de la población joven total. Asimismo, dentro del grupo de 18 a 25 años de edad, los jóvenes pobres representan el 44 por ciento de dicha población.
En Jesús María, el censo de 2001 determinó una población de 26.582 habitantes de los cuales el 35 por ciento se ubicó entre los 15 y 29 años de edad, porcentaje que creció en estos últimos años estructurando a la ciudad como una población joven.
A pesar del crecimiento y desarrollo económico que se vino sucediendo desde 2003, las problemáticas de exclusión y vulnerabilidad juvenil continúan siendo alarmantes y parece avecinarse una nueva profundización de las mismas ya que, desde finales del 2008, nos encontramos atravesando una nueva crisis internacional, de magnitudes incontenibles y con un carácter difuso e impredecible y que ya comenzó a repercutir directamente sobre las bases del crecimiento, deteniendo los niveles de consumo y producción golpeando sobre la inversión, la inflación, los ingresos salariales y la generación de empleo.
Ante esta compleja situación por la que atraviesan los jóvenes, y en el marco de las diversas líneas de acción que posee la Oficina de Empleo de Jesús María, este programa propone acompañar a los adolecentes en uno de los principales quiebres que atraviesan una vez que finalizan la enseñanza media, a saber, el proceso de definición y decisión de su nuevo modo de incorporación al mundo.
En tal sentido, la dicotomía estudiar y/o trabajar les representa una movilización interna de grandes magnitudes que también se ve condicionado por la situación de la realidad externa.
Lo que el programa municipal pretende es adelantarse a la posibilidad de que más jóvenes se suman en la incertidumbre y en la exclusión del sistema.