El primer cuatrimestre del año lleva doblado al comercio de Jesús María con una caída en las ventas que llega al 40 por ciento en promedio.

El relevamiento que realiza mensualmente el Centro Comercial de Jesús María muestra señales preocupantes, considerando los cuatro meses que ya pasaron de 2009.
En promedio, el cuatrimestre cerró con caídas promedio de un 40 por ciento. Los últimos datos tampoco son alentadores: durante marzo, la actividad había caído un 27 por ciento y se pronunció un poco más en abril, con un 30 por ciento.
Uno de los rubros más afectados durante el último bimestre fue el de venta de automotores que repitió en ambos meses mermas en las ventas de hasta un 50 por ciento.
En similar situación están las joyerías y relojerías, las lencerías y mercerías, las talabarterías, y los que venden madera, que experimentaron mermas de entre el 40 y el 50 por ciento.
El informe del Centro Comercial no consigna la información respecto de negocios de venta de materiales para la construcción, aunque la consulta formulada por este semanario a empresarios del rubro confirman que tuvieron caídas de hasta el 50 por ciento.
Pese a que era presumible una caída en los negocios vinculados al sector agropecuario, fue menor en relación a otros rubros, tanto que la merma en las ferreterías agroindustriales fue de entre 30 y 35 por ciento en el bimestre marzo-abril, e idénticos guarismos para el rubro insumos para el agro.
Vale consignar que la encuesta que lleva adelante el Centro Comercial de Jesús María es telefónica, pero en los últimos meses recabar datos fue poco placentero porque muchos comerciantes están preocupados y malhumorados con la situación.
No se puede obviar el contexto electoral que se viene, donde una derrota al oficialismo permitiría habilitar discusiones sobre temas cruciales de la economía, entre ellos, los vinculados al campo.
Por otra parte, las subas que viene registrando el dólar hacen que muchos empresarios y productores estén esperando hasta ver en cuánto se detiene, particularmente después de escuchar a los especialistas que pronostican que debiera llegar a los 4,50 pesos.
Lo que sea, el parate del comercio se nota y muchos ruegan para que llegue el día del Padre o alguna fecha que les permita recuperar el tiempo que se perdió este año.