Por: Néstor Daniel Colazo *

* Prof. Máster en Educación Física.

En las preocupaciones con respecto a su imagen, las empresas definen estrategias y establecen programas que privilegian la práctica y eficiencia de la gestión, como la salud, la seguridad y el cuidado del medio ambiente.
También se involucran en temas tales como educación, desarrollo y responsabilidad social, esparcimiento y cultura. Así procuran ofrecer beneficios y desarrollan proyectos orientados al bienestar de sus colaboradores y también para lograr mayor competitividad en los mismos.
La Gimnasia Laboral es una de esas estrategias utilizadas en los últimos años para valorizar a los empleados y está siendo implementada de manera creciente en distintas empresas, con resultados positivos en los empleados, ya que la competencia en el mercado de trabajo, el avance tecnológico permanente, y la presión laboral, terminan sobrecargando mental y físicamente al personal y, como consecuencia, surge el estrés y las enfermedades laborales.
La implementación de Programas de Gimnasia Laboral en las empresas apunta a mantener la salud, a mejorar la calidad de vida de los empleados y también a incrementar el rendimiento en la empresa ya que “un ser humano saludable física, mental y espiritualmente es con seguridad mucho más productivo.” .
La concientización tanto de los empleados como de los empresarios respecto de esta estrategia se da en la medida en que los resultados sean visibles, demandando la adquisición y cultivo de nuevos valores.

Generalidades y Dimensiones
La Gimnasia Laboral es una actividad física realizada durante el horario de trabajo, en el local de trabajo. La realización de ejercicios gimnásticos en el ámbito laboral debe ser concebida como un elemento indispensable dentro del espacio de trabajo de toda empresa u organización, para brindarle a los trabajadores la posibilidad de mejorar sus posturas a través de la concientización de la ubicación de los segmentos corporales más convenientes para su estructura corporal, tendiente a conservar la salud y evitar accidentes o lesiones provocados por fatiga o contracturas musculares que puedan ser producto de la labor cotidiana dentro de la empresa.
La implementación de estos movimientos busca, además, actuar de manera preventiva y compensatoria de la actividad desempeñada por cada uno de los integrantes de la empresa, y de esta forma disminuir el porcentaje de accidentes que pudieran estar vinculados con la postura laboral y la fatiga muscular.
También la actividad física realizada en el lugar de trabajo mejora la efectividad y eficiencia de los trabajadores debido a que los empleados que participan en el programa se sienten aliviados de molestias musculares y con el ánimo necesario para enfrentar la rutina de trabajo.

Gimnasia Preparatoria o Preventiva
La Gimnasia Laboral Preparatoria es el conjunto de ejercicios que disponen al individuo, conforme a sus necesidades, para el trabajo que desarrolla diariamente.
Es la actividad física realizada antes de iniciar el trabajo, actuando de manera preventiva sobre el empleado para evitar accidentes, distensiones musculares y enfermedades laborales.
Se utilizan ejercicios que predisponen al individuo para reaccionar a los estímulos externos con mayor rapidez. Por otra parte, las mejores condiciones físicas y mentales proporcionadas por el ejercicio llevan, también, a una reacción más adecuada a la situación, como por ejemplo, cuando hay riesgo de error y de accidentes o necesidad de manipulación de equipamiento y máquinas.
Si consideramos que el ser humano por naturaleza realiza mayor cantidad de movimientos globales, y las condiciones de trabajo actuales de alta repetitividad y monotonía limitan ésta naturaleza humana, la Gimnasia Laboral Preparatoria con movimientos de amplitud tiende a recuperar la capacidad natural de movimientos que se posee originalmente.
Esta modalidad de gimnasia está direccionada hacia tres aspectos: Fisiológico porque ayuda en la disminución de enfermedades psicosomáticas (fatiga, estrés y sedentarismo).
Psicológico porque favorece al cambio de la rutina; mejora la autoestima; aumenta la capacidad de concentración en el trabajo; e incentiva a los empleados a la práctica de actividad física.
Y sociológico porque ayuda a reducir accidentes en el trabajo; diminuye gastos médicos, aumenta la productividad; promueve la integración del grupo; fomenta la relación entre compañeros; y mejora la imagen de la empresa; además de ser un fuerte factor motivacional.