Por: Fernando Manera *
* Bioquímico, Jefe de Bromatología de Colonia Caroya, ex presidente de la Asociación de Bromatología, Ambiente y Zoonosis de Córdoba

Desde hace varios años, el municipio de Colonia Caroya imparte recomendaciones sobre la importancia y el sentido de hacer un correcto lavado de manos.

El 5 de mayo se conmemoró el Día Mundial de Higiene de Manos, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiso poner de relieve, la importancia crítica de una buena higiene de manos en la asistencia sanitaria, en la elaboración de alimentos, y en las distintas labores o actitudes que los humanos tenemos en nuestras actividades diarias, a través de una toma de conciencia: “Lávate las manos: salva vidas”.
Las infecciones relacionadas con la atención sanitaria afectan cada año a cientos de millones de pacientes en todo el mundo.
Son consecuencia involuntaria de dicha atención y, a su vez, ocasionan afecciones más graves, hospitalizaciones más prolongadas y discapacidades de larga duración.
También representan un alto costo imprevisto para los pacientes y sus familias, una enorme carga económica adicional para el sistema sanitario y, por último, lo más serio y preocupante: elevan la mortalidad.
Las infecciones relacionadas con la atención sanitaria tienen un origen muy variado, entre ellos, los relacionados con los sistemas y procesos de prestación de atención sanitaria y las limitaciones políticas y económicas de los sistemas de salud, así como con el comportamiento humano condicionado por la educación, razón por la que la mayoría de ellas pueden prevenirse.
Aunque se trata de acciones sencillas, su incumplimiento en la atención sanitaria representa un problema en todo el mundo.
La higiene de manos es el procedimiento más importante y eficaz para la prevención y control de las infecciones.

Acciones de difusión
La higiene de manos es un elemento central de la seguridad del paciente, reduce las infecciones asociadas a la atención sanitaria y protege a los pacientes de daños evitables.
Por ello, se convoca a los hospitales y centros sanitarios que pongan en marcha sus propias iniciativas y creatividad, para promover la higiene de manos durante el 5 de Mayo, especialmente, y todos los días, mediante acciones locales de difusión de “Los cinco momentos de la higiene de manos” en la asistencia sanitaria, según OMS:
1. Antes de tocar al paciente.
2. Antes de realizar una tarea aséptica.
3. Después de correr un riesgo de exposición a líquidos corporales.
4. Después del contacto con el paciente.
5. Después del contacto con el entorno del paciente.
Higiene de manos no sólo en la asistencia sanitaria, vos también debés hacerlo si manipulas alimentos o en tu rutina de vida diaria.
Recuerda que 5.000 niños menores de cinco años mueren cada día (o lo que es lo mismo, 1,7 millones al año), a causa de enfermedades diarreicas perfectamente evitables.
La mitad de estas muertes podría evitarse con el simple procedimiento de lavarse las manos con jabón en algunos momentos clave: antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer y después de ir al baño o de limpiar a un bebé, después de jugar con animales, entre otros.

Correcto lavado de manos
Abrir la canilla.
Tomar el jabón líquido o de la pastilla.
Refregar las manos insistiendo en los pliegues entre los dedos.
Refregar rotando las puntas de los dedos de una mano en la palma de la otra.
Enjuagar debajo del chorro hasta que arrastre el total de jabón.
Retirar la toallita higiénica descartable.
Secarse las manos.
Con la misma toallita cerrar la canilla.
Si quiere desinfectarlas, mojarlas con alcohol al 70%.

Y recuerda “Lávate las manos como y cuando corresponde: salva vidas