Durante la semana, se puso en marcha la construcción del tapiado para el IPEM 69, obra largamente esperada.

Una obra muy ansiada por el IPEM 69 de Jesús María comenzó a ejecutarse esta semana: la construcción de una tapia delimitadora del predio donde se encuentra el campo de deportes.
Se trata de un tramo de 280 metros que se financiará con aportes de la cooperadora y con aportes que realizaron y realizarán diversos productores agropecuarios vinculados a Luis Centeno, el nuevo presidente de la cooperadora escolar.
“Queremos que la gente vea que el campo también se preocupa por la sociedad. La primera parte de las obras las hacemos con donaciones de ruralistas como Daniel Cardarelli, Julio Torres, la Sociedad Rural, el “negro” Pereyra, para contrarrestar eso que se dice por ahí que al campo no le interesa la ciudad”, explicó Centeno.
En total del perímetro a tapiar es de 300 metros pero el tramo de tapia que pasa por el inacabado salón de usos múltiples correría por cuenta del gobierno provincial, según prometieron a las autoridades escolares.
La tapia tendrá una altura de 2,20 metros y arriba de esa línea se colocará malla cima y un posteado, de modo que se haga muy difícil franquear el ingreso. Mientras el perímetro fue de alambre olímpico, unas simples tenazas sirvieron para abrir agujeros e ingresar sin ningún tipo de control.
“Esto es algo que hace 30 años que se quiere hacer pero era cada vez más necesario por la cuestión de la seguridad”, acotó Centeno.
Además de donaciones y aportes propios, la cooperadora está planificando una serie de eventos que contribuyan a incrementar los ingresos y ejecutar las obras.
Para el 20 de junio, se está organizando la rifa de una vaquillona, y se tiene pensado organizar algunas peñas, a lo largo del año.
Cuando el tapiado esté concluido, la idea es organizar un campeonato de fútbol para todas las escuelas de Jesús María.