El Club Juventud Agraria Colón y el Sportivo San Martín solicitaron a las autoridades que les presten ayuda porque están en dificultades.

Con dos planteos diferentes, dos clubes de Colonia Caroya expusieron ante los ediles las dificultades que enfrentan y sugirieron algunas cosas para paliar esa situación.
En el caso del club Agraria, los dirigentes manifestaron que gran parte de las ganancias que debieran dejarle los bailes quedan en manos de la Municipalidad, cuando les cobra la contribución que incide sobre las diversiones y espectáculos públicos, contenidos en la Tarifaria.
Si el baile es bueno, el municipio se queda con una cifra que va de los 5 a los 8 mil pesos, aseguraron los directivos.
Concretamente, solicitaronla posibilidad de que esa contribución se elimine para el caso de los clubes o que se reduzca, siempre y cuando el organizador sea el club y no un privado.
Para justificar el pedido, detallaron las actividades que se llevan a cabo en el club a lo largo del año como funciones de cine (en pantalla gigante y televisor), funciones de títeres y teatro, conciertos con bandas locales (dos ediciones del “Agraria Rock”, donde actuaron y participaron de la organizaciones siete bandas locales de jóvenes), charlas-debate, campeonatos de fútbol, voley, tenis de mesa, taekwondo, gimnasia, bochas, patín, truco y mora.
Recordaron que durante 2008 se llevaron a cabo tres peñas solidarias.
La mayoría de esos espectáculos son de entrada libre y gratuita, y en los que son pagos se cobra una entrada accesible que fomente la presencia de público o que mitigue los costos de organización.
Los miebros de la comisión directiva destacaron que son contadas las veces que pueden obtener dinero y, cuando eso ocurre, las ganancias sirven para sostener los eventos gratuitos y generar otros fondos para desarrollar actividades permanentes durante to-do el año.
Para Agraria, los bailes de “Cuarteto” significan la mayor fuente de recursos monetarios, fundamentales para frontar los gastos generales de mantenimiento edilicio, infraestructura, y administrativos, entre otros.
Lo que plantearon es que la vigencia de la contribución sobre los clubes afectaría a muchas de estas actividades y, por ello, solicitaron al municipio que los exima totalmente.
“En nuestra tarea común de construir juntos el bienestar de nuestra ciudad esperamos ser comprendidos y que esta solicitud sirva también para ayudar a otros clubes y organizaciones sociales que trabajan en Colonia Caroya y se encuentran en similar situación”, señalaron en la nota que presentaron ante los concejales­­.
Un planteo similar, en cuanto a las dificultades para afrontar el mantenimiento de la institución formularon los directivos del Club San Martín.
Aunque la solicitud de colaboración fue más concreta y de otra naturaleza. Como recientemente han incorporado el fútbol entre sus actividades y se aprestan a participar del torneo de la Liga Regional Colón, solicitaron asistencia para poder colocar el alambrado de 65 metros que les permita separar las hinchadas, de modo que puedan jugar de local, el próximo 10 de mayo. Además, pidieron ayuda económica con motivo del Torneo Aniversario de Bochas.