Durante martes y miércoles, brigadas visitaron domicilios de distintos barrios dentro del marco del programa de descacharrización contra el Dengue.

El objetivo fue que en los domicilios se realice la limpieza para no dejar “cacharros” con agua que permitan que se aloje la larva del mosquito Aedes Aegypti, responsable de la trasmisión del Dengue.
El operativo lo llevó adelante la Municipalidad de Jesús María junto a otras instituciones, lo que permitió que pudieran ser visitadas más de dos mil familias de diferentes barrios.
Durante el pasado martes 14 y miércoles 15, unas 100 personas se organizaron en seis brigadas. Integraron los grupos, personal de Bromatología y Ambiente, la Guardia Urbana, Jóvenes Ciudadanos, Gendarmería, Centros vecinales, Bomberos, y alumnos de los Colegios Pío León, Sarmiento, Seminario, Nuestra Sra. del Huerto, IPEM 69, Morandini, más los grupos scouts 167, Fátima y La Florida.
Los “brigadistas” visitaron a los vecinos casa por casa, y realizaron tareas de concientización apuntando a la importancia que tiene desagote de recipientes para evitar la proliferación de larvas del mosquito transmisor de la enfermedad.
Además, se atendieron más de 250 inquietudes referidas a la presencia de larvas en los domicilios y manutención de piletas.
El municipio continuará trabajando en otras acciones preventivas, por ejemplo, la realización de charlas en los colegios secundarios.
Paralelamente, se siguen controlando espacios verdes para evitar la presencia de larvas y, en los próximos días, se fumigará el Club Alianza y el Cementerio.
En este último, ya se reemplazó el agua de los floreros por arena húmeda. Asimismo, en plazas y parques se limpiaron y desagotaron las fuentes, y se intensificaron controles en el basural.
Además, se está trabajando con la dirección de Inspección de Escuelas Primarias de la Zona 5220 para aportar contenidos a la currícula de los niños escolarizados para que trabajen sobre prevención en sus hogares.
Vale recordar que el propio ministro de Salud, Oscar González, reconoció que las fumigaciones son insuficientes porque dicha intervención no deja poder residual y no elimina el peligro potencial porque no actua sobre huevos y larvas.
Desde el hospital Regional Vicente Agüero, se estudiaron ocho casos sospechosos, de los cuales cuatro fueron descartados, tres tienen resultado preliminar negativo y uno está siendo analizado.
La Municipalidad de Jesús María agradeció a las instituciones que de manera desinteresada colaboraron.